viernes, abril 07, 2006

EL TEMITA DE LOS ZAPATOS... UN DOCTOR POR ACA!

Bueno, el temita con los zapatos.... yo diría que después de haber visto la serie "Sex and the City", nos dimos cuenta de que todas somos adictas a los zapatos... jmmmemmm a los zapatos de calidad. Cuántas veces te pasó esto: estás corriendo por la vereda pensando en llegar al Banco, ir a buscar a los chicos, qué hago de cenar y de repente ves la vidriera de una zapatería. No importa si existe el hambre en Etiopía o es el dia 22 del mes, seguro te cruzás y te parás a mirar cada modelo. Hay una parte del cerebro de la mujer, especialmente diseñado para pensar en calzado. Ojo, yo no estoy hablando de sandalias color oro o botas de serpiente (bueno, no solamente); estoy hablando de sentir la necesidad parecida a la sed o el hambre, de comprar ese modelo.
No nos lamentemos más de haber nacido sudamericanas y volemos, volemos mujeres argentinas y mujeres terráqueas en general y veamos lo que compraríamos si pudiéramos. A mí a veces me crecen alas y me voy lejos.
Estas son unas botas y unas pantuflitas de Garnet Hill
Y acá, para no dejar de ser superchic cuando llueve (si me vieran entrando en la calle de barro!) unas texanas también de Garnet Hill y las otras en Wall Mart... ja!


2 comentarios:

Camulus dijo...

¡Cuanto de cierto! Pero quizás se pueda agregar un dato más. No solo que tienen ese impulso de comprarse los zapatos, sino que a esto le puedo agregar que esos zapatos que se compran muy dificilmente lo lleguen a "gastar" pues al mes siguente encuentran otros que suplantarán a los comprados recientemente y así sucesivamente...¿Estoy muy equivocado? Si es así háganmelo saber para tener un fundamento y darles sendas patadas en los respectivos tujes de mi esposa e hija
Desde ya muchas gracias

Irene dijo...

Lamentablemente debo decir que me pasa lo mismo, ¡que bajón!
Siempre pienso que deberían venderse modelos de botas de lluvia más femeninos ¿no? son siempre tan enormes y burdas.
Una duda que siempre tuve es si la idea es que uno se las ponga con zapatos adentro, porque alguna vez vi algo asi en una película.